22 jun. 2014

No quería terminar sin agradecer a mis niños los buenos momentos que hemos pasado juntos y lo que con ellos y de ellos he aprendido. También a los padres y madres decirles que pienso que no podía haber empezado mejor en el Atlántida. Yo que venía con cierto temor del Tejera, después de veintidós años allí, me he encontrado con unas familias muy comprometidas con la formación de sus hijos y que siempre me han tendido una mano para lo que fuera (en la cooperativa, apoyo en casa, en las salidas y demás actividades complementarias...etc.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.